En el día de descanso del Mundial es bueno mirar al futuro. Tras la exitosa a todas luces participación de Chile en Brasil y la eliminación por parte de los anfitriones pero estando los nuestros al filo de clasificarse (la madera rebotando el balón pudo cambiar la historia del partido y el campeonato), es hora de ver lo que se viene de aquí en adelante.

 

Los dos próximos años hay dos torneos de especial importancia. El primero en el mismo Chile, la Copa América que se celebrará en nuestro país en 2015, y el año siguiente, en 2016 la Copa América Centenario para celebrar los 100 años de la CONMEBOL, torneo extraordinario que juntará a selecciones de toda América, tanto de esta confederación como la de América del Norte y Centro, la llamada CONCACAF (los más destacados Estados Unidos, México y Costa Rica).

 

Sobre todo será interesante fijarnos en el más cercano ya que se celebrará aquí, la Copa América de 2015. Además de todos los equipos de la CONMEBOL jugarán México y Jamaica como invitados para completar los 12 equipos que den lugar a los grupos que lleven a los cruces.

 

Las sedes elegidas son Antofagasta, La Serena, Viña del Mar, Valparaíso, Santiago, Rancagua, Concepción, Temuco., y las fechas serán entre el 11 de junio y el 4 de julio. Cabe recordar que el torneo es importante porque el ganador representará a la zona en la copa Confederaciones de 2017.

 

Para Chile tiene singular importancia porque es el único país de la CONMEBOL que no ha ganado el torneo junto a Ecuador y a Venezuela, el equipo históricamente más débil de toda Sudamérica. Esta localía en 2015 y las buenas sensaciones dejadas durante el mundial podría indicar que el momento ha llegado.