Ya tenemos la gran final.

 

Por un lado los alemanes ganaron ayer con gran facilidad humillando a Brasil por 1-7 y hoy argentinos  han conseguido doblegar a Holanda en los penales tras un horrible partido que terminó en 0-0.

 

Es buena hora de hacer un balance del Mundial antes del partido más trascendente (el partido por el tercer y cuarto puesto suele ser incómodo de jugar porque significa un fracaso anterior). Ante todo estamos ante un Mundial que ha tenido una alta calidad, y ha sido vistoso (los 167 goles dan muestra de eso, faltando dos partidos están a 4 goles de batir el record histórico de la historia de los mundiales que está en 171 logrados en Francia 1998. También la media de goles por partido ha sido alta con 2.7, la más alta desde el Mundial 82 (a falta de dos partidos)

 

Otros Records que ya han caído han sido el del jugador con más goles en los mundiales, el alemán Klose con 16 tantos (hasta ahora) batió a Ronaldo y sus 15 durante el escandaloso 1-7 también la mayor goleada en una semifinal (y primera derrota de Brasil en terreno propio en partido oficial desde 1975, lo que da la dimensión de lo acontecido).

 

Tras un inicio espectacular de los equipos de América 8 de 10 pasaron la primera fase por 6 europeos de 13(no alcanzaron  pasar ni la mitad), a la altura de cuartos de final ya se había igualado ese resultado con cuatro representantes de cada continente. Lo mismo que pasó en semifinales con dos representantes de cada continente. La final reflejará esta misma igualdad.

 

Las sorpresas han sido, en primer lugar, Costa Rica que estuvo a punto de alcanzar las semifinales sólo lo pudo impedir los lanzamientos de penales. En menor medida el buen nivel exhibido por Argelia, y el buen juego por momentos de Chile y México.

 

Las decepciones incontables. Empezando por todos los que se quedaron en primera fase: España, Italia, Inglaterra, Portugal, una vez más el fútbol africano en general que no acaba de explotar como se pronosticó desde el Mundial de Italia. y, por supuesto, Brasil fracasando en su Mundial a pesar de llegar a semifinales.

 

Las estrellas se contarían entre otros James Rodríguez, Muller y varios porteros  como Claudio Bravo, Neuer, Tim Howard, Keylor Navas… en un Mundial que, a pesar de la gran cantidad de goles los porteros han sido auténticas estrellas de los partidos.

 

El domingo saldremos de dudas con la final entre y sabremos el equipo que sucede a España como la nación dominadora del Mundo del fútbol.

Ya tenemos la gran final.

 

Por un lado los alemanes ganaron ayer con gran facilidad humillando a Brasil por 1-7 y hoy argentinos  han conseguido doblegar a Holanda en los penales tras un horrible partido que terminó en 0-0.

 

Es buena hora de hacer un balance del Mundial antes del partido más trascendente (el partido por el tercer y cuarto puesto suele ser incómodo de jugar porque significa un fracaso anterior). Ante todo estamos ante un Mundial que ha tenido una alta calidad, y ha sido vistoso (los 167 goles dan muestra de eso, faltando dos partidos están a 4 goles de batir el record histórico de la historia de los mundiales que está en 171 logrados en Francia 1998. También la media de goles por partido ha sido alta con 2.7, la más alta desde el Mundial 82 (a falta de dos partidos)

 

Otros Records que ya han caído han sido el del jugador con más goles en los mundiales, el alemán Klose con 16 tantos (hasta ahora) batió a Ronaldo y sus 15 durante el escandaloso 1-7 también la mayor goleada en una semifinal (y primera derrota de Brasil en terreno propio en partido oficial desde 1975, lo que da la dimensión de lo acontecido).

 

Tras un inicio espectacular de los equipos de América 8 de 10 pasaron la primera fase por 6 europeos de 13(no alcanzaron  pasar ni la mitad), a la altura de cuartos de final ya se había igualado ese resultado con cuatro representantes de cada continente. Lo mismo que pasó en semifinales con dos representantes de cada continente. La final reflejará esta misma igualdad.

 

Las sorpresas han sido, en primer lugar, Costa Rica que estuvo a punto de alcanzar las semifinales sólo lo pudo impedir los lanzamientos de penales. En menor medida el buen nivel exhibido por Argelia, y el buen juego por momentos de Chile y México.

 

Las decepciones incontables. Empezando por todos los que se quedaron en primera fase: España, Italia, Inglaterra, Portugal, una vez más el fútbol africano en general que no acaba de explotar como se pronosticó desde el Mundial de Italia.

 

Las estrellas se contarían entre otros James Rodríguez, Muller y varios porteros  como Claudio Bravo, Neuer, Tim Howard, Keylor Navas… en un Mundial que, a pesar de la gran cantidad de goles los porteros han sido auténticas estrellas de los partidos.

 

El domingo saldremos de dudas con la final entre y sabremos el equipo que sucede a España como la nación dominadora del Mundo del fútbol.