Roger Federer sumó otra decepción en París. El suizo (2° del ranking mundial) cayó ante el local Jo-Wilfred Tsonga por 7-5, 6-3 y 6-3 en una hora y 51 minutos y se despidió en cuartos de final de Roland Garros.

Parecía encaminado el número 2 del mundo en el inicio, cuando sacó un quiebre de ventaja y llegó a estar 4-2 arriba. Sin embargo, Federer no tuvo consistencia, estuvo errático y no hizo pesar su servicio ante un Tsonga (8°) que por el contrario se aferró a sus primeros saquesy pudo llevarse así el set luego de que el helvético enganchara una derecha.

En el segundo parcial la tendencia continuó. Tsonga aprovechó los errores del suizo y sacó una rápida ventaja de 3-0 que supo conservar para llevarse el set. Luego, el francés quebró en el arranque del tercer set, pero Federer se recuperó en el game siguiente. De todas formas, el suizo padeció su baja efectividad con el servicio (apenas ganó la mitad de los puntos que jugó con el primer servicio) y no supo lastimar con sus tiros. Así, Tsonga lo quebró en otras dos oportunidades y se metió entre los cuatro mejores en París. Además, achicó la aún abultada diferencia que Federer le lleva en el historial entre ambos: ahora está 9-4.

Su rival por un lugar en la definición del torneo será David Ferrer. El valenciano despachó a su compatriota Tommy Robredo por 6-2, 6-2 y 6-1 en apenas una hora y 25 minutos de juego. Así, el número 5 del mundo irá por su primera final de Grand Slam.