El 14 de diciembre del 2011 será una fecha imposible de olvidar para los azules dirigidos por Jorge Sampaoli, ya que ese día consiguieron la gloria tras vencer a Liga Deportiva Universitaria de Quito y consiguir el trofeo más importante de su historia: La Copa Sudamericana.

Una espectacular campaña los llevó a levantar el trofeo de manera invicta, y en una magistral clase de buen fútbol dieron durante todo el torneo.

Los grandes héroes de esa jornada fueron Johnny Herrera, Charles Aránguiz, Matías Rodríguez, Eduardo Vargas entre otros, en un equipo que muy pocas veces demostró puntos bajos, a diferencia de este año en el que el equipo demostró cansancio, despotenciamiento y errores en las contrataciones de refuerzos, que no permitieron que el glorioso 2011 se repitiera.

Hoy con nuevo entrenador y nuevos refuerzos, esperan revertir el 2012 para una vez más poder llegar a lo más alto del fútbol continental.