En Colo Colo el ambiente está tenso. El “Cacique” volvió a caer en condición de local, sumando un registro histórico de tres fechas consecutivas sin lograr una victoria en el Monumental, y la gente ya empieza a perder la paciencia con Ivo Basay.

Los cánticos “que se vayan todos” se multiplicaron durante la jornada de ayer, y en caso de continuar con los malos resultados, sería inevitable la partida del técnico albo de Macul.

Ante tal escenario, ha empezado a circular una gran cantidad de posibles técnicos que llegarían a reemplazar al “Hueso” en junio, cuando acabe el torneo de Apertura.

Uno de ellos es Luis Pérez. El campeón de la Libertadores 91 ya ha asumido como DT interino del plantel de honor, y aunque hoy cumple con sus funciones en el fútbol joven, es sabido que su deseo es tomar el primer equipo.

Otro de la casa que tiene ventaja es Héctor Tapia. El ex delantero es el actual entrenador de la filial de Colo Colo que juega en la Segunda División Profesional, y tiene un perfil más “de momento” que Pérez.

De los extranjeros, Juan Antonio Pizzi y Gerardo Martino son algunos de los nombres que se han ido postulando para asumir el segundo semestre del cuadro albo. El ex DT de Universidad Católica gusta mucho en un sector del directorio, y vendría con el PF Jorge Fleitas, quien ya trabajó con los albos.

Del “Tata” se conoce su buena actuación como DT de Paraguay, selección con la que llegó hasta cuartos de final del Mundial de Sudáfrica.

Pero esta mañana apareció un nuevo candidato: Sergio Batista. El ex técnico de la Selección Argentina conversó con Radio Cooperativa y manifestó sus deseos de recalar en el “Cacique”, en el caso de una salida de Ivo Basay del plantel albo.

“Estoy dispuesto, ya que me interesa el club. Es un club de los grandes de Sudamérica y del mundo, entonces tengo buenas referencias de lo que es como club. Sería un gusto”. Además, agregó que “ojalá se pueda dar. Sería importante para mí e interesante. Hay que esperar que la gente de Colo Colo tome la decisión y nos sentemos a hablar”, confesó.

Los albos no cesarían a su DT antes de la finalización del torneo de Apertura y esperarían al final del semestre para hacer una evaluación más completa.