El libro “El misterio Messi”, relata sabrosas historias de cómo el jugador argentino movió sus hilos y puso entre la espada y la pared a Josep Guardiola para gatillar la salida de importantes delanteros.

En la obra de la autoría de Sebastián Fest y Alexandre Juillard, se detalla como se habría desencadenado la salida de Ibrahimovic del Barça. Y todo habría sido por un SMS. “Lionel Messi estaba molesto, quisquilloso. Y el que lo sufría, como siempre, era Josep Guardiola. De un momento a otro, el entrenador del Barcelona había entrado en tensión, incómodo en el primer asiento del autobús. El teléfono móvil acababa de vibrar y Guardiola escrutaba la pequeña pantalla con algo de desconcierto. ‘Mira esto’, le dijo a su íntimo amigo Manel Estiarte.

La lectura del breve SMS le produjo a Estiarte el mismo efecto que al ex 4 del Barcelona: sacudida, desconcierto y una breve risa incrédula. Sin decirse nada, los dos amigos se dieron cuenta del peligro de ese mensaje de texto que acababa de enviar el mejor futbolista del mundo.

España vivía el otoño de 2009 y el autobús encaraba el camino de regreso tras un partido de la Liga. Los que relatan el momento difieren en cuanto a las palabras exactas, pero coinciden en el espíritu del mensaje de texto que el argentino le envió a su entrenador: ‘Bueno, veo que ya no soy importante para el equipo, así que…’.

Sigue leyendo la nota en el siguiente link

FUENTE: Diario Marca.