El Timao levantó su primer trofeo continental tras superar a Boca Juniors por 2-0 en el partido de vuelta de la final, jugada en el estadio Pacaembu de Sao Paulo.

Dos goles de la figura Emerson a los 53′ y 72′ dieron al cuadro paulista un trofeo ganado en este encuentro de forma justa ante un elenco xeneize que jamás fue una amenaza al arco brasileño. Además, esto corona una gran campaña de Corinthians, que se consagra campeón invicto y apenas recibiendo un gol como local.

Corinthians se convirtió en el último grande de Sao Paulo en ganar la Libertadores tras Palmeiras y Sao Paulo y de esta forma se ganó el pasaje al Mundial de Clubes de fin de año. Boca, en tanto, espera la confirmación oficial de la salida de Juan Román Riquelme de la institución, rumor que se anunció antes del partido.