El contundente triunfo de los azules por 5 goles a 0 frente a Ñublense entregó confianza al equipo, que este jueves inicia una nueva carrera por el torneo más importante del continente frente a Guaraní.

Cristian Romero utilizó un esquema distinto respecto a su antecesor y los resultados fueron indiscutibles. Con un 3-5-2, el adiestrador llamó la atención por la utilización del defensa Matías Caruzzo, quien no había sido contemplado mayormente por Figueroa durante su periodo.

Además, destacó el juego de Rodrigo Mora, quien jugó por 21 minutos y que estuvo a punto de marcar. Todo ello se suma al buen nivel de jugadores como Gustavo Lorenzetti y Ramón Fernández; además la confianza que comienzan a tomar Juan Rodrigo Rojas y Osvaldo González.

Así, esta abultada victoria de Universidad de Chile ilusiona a los hinchas a sólo un par de días del debut en Copa Libertadores; aunque el técnico fue cauteloso y reconoció la dificultad del rival. “Guaraní es un equipo muy difícil, complejo y que plantea los partidos de forma muy similar a lo que lo hizo Ñublense”, señaló Romero.