La noticia fue revelada por un periódico vasco, donde aseguran que integrantes del plantel pidieron un cambio por la relación ” asfixiante, desgastadora y con privilegios” con el rosarino.

La solicitud de los jugadores del Athletic se produjo en la final de la Copa del Rey que los enfrentó con el Barcelona en el pasado mes de mayo, pero el presidente del club, Josu Urrutia, no atendió el llamado de los futbolistas y días después anunció la continuidad del adiestrador.

Actualmente el Athletic de Bilbao no ha encontrado la regularidad y está muy lejos de la gran campaña que realizó la temporada anterior en el Viejo Continente, y si a eso le sumamos las quejas de los dirigidos del “Loco” por los extenuantes entrenamientos, las largas concentraciones, las repetitivas charlas, y las distinciones entre titulares y suplentes habrá que esperar si puede continuar al mando del equipo vasco.