El defensa de Universidad de Chile Juan Ignacio Sills conoció ayer su complejo diagnóstico, que indica que deberá estar seis meses fuera de las canchas.

El jugador argentino señaló que “tengo que tomarlo con calma y ponerle las pilas a este lesión. Sé cómo es esto y ahora sólo me queda apoyar al plantel para lo que viene”.

Juan Ignacio Sills sufrió una rotura de ligamento cruzado anterior, esguince medial grado 2 y rotura de menisco externo de su rodilla derecha, la que a su juicio se desencadenó cuando “estaba demostrando a los dirigentes, al técnico, a mis compañeros y a la gente que no había venido a robar, como se dice por ahí”.

El defensa trasandino agradeció el apoyo de sus compañeros del plantel universitario, y agregó que su reemplazante debiese estar entre Igor Lichnovsky, Valber Huerta y Albert Acevedo, que según el jugador “cualquiera que ocupe el puesto tiene el mérito de sobra, se lo ha ganado en la cancha”.