En partido jugado en el estadio Nacional de Varsovia, ambos equipos igualaron 1-1 en un encuentro que no satisfizo a los jugadores y que dejó a los rusos con la primera opción de pasar de fase.

Ambos plantearon un juego de ritmo rápido y buenas llegadas, pero los rusos fueron más eficaces frente a la portería rival y marcaron el primer tanto, obra de Dzagoev, por ahora goleador del torneo.

En la segunda parte, el capitán polaco Blaszczykowski decretó con un disparo cruzado el empate del marcador, que dio un poco más de justicia al trámite, pero que no dejó contentos a Polonia.

Esto porque el empate obliga a los locales a derrotar a República Checa para clasificar; cualquier otro resultado los deja fuera. En tanto, Rusia queda con el destino en sus manos cuando enfrente en el cierre del grupo a Grecia.

DATO
– Primer partido oficial entre ambos.