Al fin llega el momento de la verdad, el todo o nada de los equipos que pasarán a la gran final de este emocionante Mundial de 2014. Y no lo pueden hacer de manera más estelar con cuatro de los favoritos a priori que han conseguido, alguno de ellos con bastante dificultad, llegar a las posibilidades de privilegio.

 

Este martes a las 16:00 se enfrentará la local Brasil contra el equipo que se ha demostrado más sólido y que ha dado muestras de una personalidad más definida durante todo el torneo, Alemania. Aunque a estas alturas muchos pronostican una final sudamericana entre Brasil y Argentina (con rumores de intereses FIFA en que esto sea así), las cosas no están tan claras.

 

Repasemos su camino. Brasil, por un lado, ganó 3-1 a Croacia con polémica arbitral incluida, luego empató a 0 con México en un partido que pudo perder con facilidad, y a Camerún, esta vez sí, la goleó por 4-1 en un partido mejor que los dos anteriores. En los cruces, de sobra es conocido, tras un empate agónico después de 120 minutos, un palo maldito y unos penaltis que supieron a injusticia, ganó a Chile para acceder a cuartos. Allí los esperaba una de las selecciones que más y mejor fútbol había desplegado, la favorita de mucha gente por otra parte, con la figura del mundial hasta este momento James Rodríguez. Ganaron los brasileños 2-1 pero tampoco convencieron y, una vez más, la polémica arbitral perseguía a los cariocas.

 

El camino de los alemanes ha sido un poco más plácido. En la primera fase Alemania empezó asombrando con un 4-0 ante la Portugal de Ronaldo. Luego, con dudas, ganó a Ghana, para terminar la primera fase con un partido aburrido y controlado ganando 1-0 a Estados Unidos. En los cruces, con cierto susto ganaron a Argelia y sin demasiados problemas pero con resultado ajustado 1-0 a Francia.

 

Nos encontramos ante dos clásicos absolutos del fútbol mundial. Alemania accede a su cuarta semifinal consecutiva, algo que nadie antes había hecho. Y Brasil es la pentacampeona. Hay un dato representativo: de las últimas 16 finales en 13 de ellas han estado o bien Brasil o bien Alemania. Ese dato lo dice todo. Eso sí, en sus enfrentamientos particulares sorprende el dato que de 21 veces que han jugado entre ellos más de la mitad, 12 los ha ganado Brasil, por tan sólo 4 triunfos germanos, y 5 empates. Viendo el potencial es bastante llamativa la gran diferencia. Y en partidos oficiales todas las victorias fueron brasileñas.

 

Mañana saldremos de dudas si sigue el ciclo histórico o si se rompe  y, otra vez, Brasil(sin Neymar, lesionado, hay que recordar) se queda sin ganar el mundial de local. XPERTO estará allí atento a este partido único.