El jueves pasado estalló la polémica, luego que Roco y Palos anunciaron que dejarán el club al término del Campeonato Nacional, debido a los malos tratos del entrenador.

El defensor, quien junto al meta continúan hasta hoy en la institución naranja, sacó la voz y explicó que se cansó de callar la complicada interna que se vive en el camarín naranja, disparando con todo en contra del DT., ante lo cual la dirigencia de los loínos decidió sancionar económicamente a los jugadores Sebastián Roco y Luciano Palos

“Estoy más que claro que si digo esto no juego más. Creo que las faltas de respeto acá han sido tremendas”, recalcó en su momento Roco.

Por su parte, el meta respaldó los dichos del zaguero y agregó que “todo lo que habló Roco es una realidad, así que tanto de mi parte como de los 25 jugadores lo apoyamos a muerte, la realidad es ésa”.

En tanto, el presidente de la comisión de fútbol, Patricio Contreras, dijo que “somos personas adultas y podemos encontrar un buen entendimiento”.

Tanto Roco como Palos se mantienen trabajando junto al resto del plantel, pero el domingo pasado no fueron convocados para el duelo ante San Marcos de Arica.