Este martes se juega una nueva final del fútbol nacional, en donde los dos equipos en disputa ya tuvieron la oportunidad de levantar la copa sin enfrentarse. Ahora, deberán verse las caras para la última definición.

Después de ganar los partidos de la última fecha, Universidad Católica y O’Higgins jugarán a las 19.30 horas en el estadio Nacional; y ambos llegan con cifras muy similares.

Increíblemente, tras las 17 fechas disputadas, tanto cruzados como celestes ganaron 12 partidos, empataron tres y sólo sufrieron dos derrotas; además de igualar en la cantidad de goles en contra.

La diferencia entre ambos radica en la cantidad de goles anotados, en donde los de la franja son superiores con 37 oportunidades, mientras que los de Rancagua se anotan con 28 tantos.

Peleada historia

La primera victoria del año fue para Universidad Católica el 27 de enero, cuando viajó a Rancagua a enfrentarse con la Celeste. En esa ocasión, fue Sixto Peralta quien aprovechó una mala salida del fondo para batir al portero Luis Marín. El gol no pudo ser revertido, ya que las múltiples llegadas del equipo rancagüino fueron obstaculizadas por Cristopher Toselli.

El segundo enfrentamiento fue para O’Higgins, que logró romper el invicto de 21 partidos que mantenían los de la franja hasta el 21 de septiembre en la octava fecha del Apertura 2013-2014, ganando en un conflictivo partido por dos goles a uno. La derrota le costó a la UC perder el liderazgo del torneo y ser superada por Cobreloa.

Posteriormente, para los cuartos de final de Copa Chile jugados el 14 de noviembre, O’Higgins jugó de local en el Monumental y obtuvo un nuevo triunfo. En esa ocasión, los celestes jugaron con equipo titular y Católica lo hizo presentando varios suplentes; lo que quedó demostrado cuando el equipo de Berizzo ganaba por 2-0 a los seis minutos de juego.

En la segunda etapa bajó el ritmo y a los 88’ la UC puso el descuento, la única nota alta del bajo desempeño de los de San Carlos.

Si bien en el papel O’Higgins asomaba como favorito para avanzar a las semifinales de la Copa Chile, luego de su 2-1 sobre la UC en la ida de los cuartos de final, el 19 de noviembre la historia todo se daría vuelta.

De esta forma, los cruzados finalmente dieron vuelta el primer resultado, contra los pronósticos que daban como favorito a los rancagüinos y tras ir empatando a un gol, José Luis Muñoz, a los 75 minutos, puso la cuenta 2-1 y obligó a definir la llave por los lanzamientos penales que fueron dominados por la UC.

Así, los equipos llegan a enfrentarse en esta final con un total de cuatro enfrentamientos, con dos triunfos para cada uno, en un duelo definitorio que les permitirá llegar hasta lo más alto.

Fuente: EMOL.COM