Una tragedia enluta a Brasil a meses del comienzo del Mundial 2014, después de que el techo del Arena Corinthians de Sao Paulo, más conocido como Itaquerão, colapsara y dejara al menos dos muertos.

Según las informaciones del cuerpo del Departamento de Bomberos St. Paul, los heridos han sido trasladados en helicópteros al hospital local; y aún no se tiene la cifra exacta de personas afectadas.

El accidente se habría producido debido a la caída de una grúa en el techo del recinto, lo que produjo el desplome de la estructura; tragedia que pudo ser aún mayor ya que los trabajadores no se encontraban en el lugar en el momento del incidente.

El estadio del Corinthians estaba en proceso de remodelación desde marzo del 2011, ya que este sería el recinto inaugural del Mundial, y el fin de las obras estaba presupuestado para comienzos del 2014. Además, las tribunas estaban siendo ampliadas para pasar de una capacidad de 48.000 espectadores a unos 20.000 hinchas extras.

Respecto al incidente, las autoridades del club de fútbol local, Corinthians, y de Odebrecht S.A, la compañía constructora a cargo de las obras en el estadio; declinaron emitir comentarios.