La selección nacional quedó en el puesto 15 de la clasificación mundial y es la cuarta mejor de Sudamérica, tras Uruguay, Argentina y Brasil. Esto se debió principalmente a los movimientos dados por la Eurocopa y la Copa de Naciones de Oceanía.

Así, el avance más significativo fue el de Italia, reciente finalista europeo y que quedó nuevamente dentro de los 10 mejores, en el sexto lugar. También subió Portugal y Alemania, quinto y segundo respectivamente. El líder sigue siendo España.

Las caídas más notorias son las de Países Bajos, que pasó del cuarto al octavo puesto, y de Brasil, que sale por primera vez del top ten y queda 11, su ubicación más baja desde la instauración del ranking en 1993.

Caso especial es de la selección de Tahití, que tras consagrarse campeón de Oceanía subió 41 lugares y es ahora la número 138 del mundo.

En Sudamérica, la mejor es Uruguay en el tercer lugar. Luego viene Argentina en el puesto 7, el mencionado Brasil en el 11 y Chile, que con el lugar 15 supera a países como Suecia (17), México (19) y Colombia (22), próximo rival de la “Roja” en las eliminatorias en septiembre.