Un día después de que el entrenador de mayor demanda en el mundo, Josep Guardiola, había hablado abiertamente de su deseo de dirigir en la Liga Premier Inglés, el Bayern anunció que el catalán, de 41 años de edad, había accedido a entrenar al club alemán durante tres temporadas desde el inicio de la campaña 2013/2014.

Tras un año de descanso, Guardiola volverá al fútbol con ganas de demostrar que es el mejor y que puede llevar su idea a otro fútbol, otra cultura. El Bayern es un equipo que históricamente ha gustado de jugar al ataque, pero con un estilo radicalmente distinto, más directo, más vertical.

Ribery y Robben son dos puñales en las bandas. Mario Gómez y Mandzukic, sus delanteros, son dos goleadores voraces pero con escasa participación en el juego, radicalmente opuestos a la posición de falso ‘9’ que ocupa Messi.

En el centro del campo, Thomas Muller, Schweinsteiger, Toni Kroos (probablemente el que más le gustará a Pep), Javi Martínez y Luiz Gustavo. Atrás Van Buyten, Boateng, Dante o Badstuber (sus centrales). Los laterales, Lahm y Alaba, quienes seguramente serán del gusto del técnico español.