Terminaron los cuartos de final en la Champions League, uno de los más emocionantes e intensos de los últimos años. Sin poder hablar de sorpresas (los ocho equipos que aún quedaban son de altísimo nivel) la igualdad y lo incierto de las definiciones hicieron que los ojos de los aficionados al fútbol no se despegaran de la máxima competición europea de clubes. Repasemos lo más destacado.

El Real Madrid se llevó un gran susto en su visita a Dortmund. Cuando todo parecía ya más que cerrado, puesto que en Madrid habían ganado 3-0, dos goles de Reus antes de terminar el primer tiempo pusieron en aprietos a los madrileños que jugaban sin Ronaldo. Sólo las grandes intervenciones de Casillas en la portería libraron a los hispanos de una sorpresa mayúscula tras la fácil victoria de la ida.

Otros que parecían ser favoritos tras el primer partido eran el PSG francés que visitaba Londres para enfrentarse al Chelsea de Mourinho. La victoria por 3-1 en París les hacía ir bastante confiados, aunque era un resultado engañoso. Un 2-0 clasificaba a los británicos. Y justo ese resultado se dio. Un gol de Ba en el minuto 87 desató la locura en Stamford Bridge dando el pase al Chelsea.

Antes de jugarse los partidos, si había un favorito era el Bayern de Munich. Actual campeón de Europa, arrasando en el campeonato local, ganando con autoridad casi todos los duelos de la temporada, se enfrentaba a un Manchester United hundido, mediocre en la liga y en el resto de campeonatos. Pero el partido en Inglaterra fue duro y terminó en empate. Ayer, las alarmas comenzaron a sonar en Munich cuando en el minuto 57 un golazo de Evra adelantaba a los ingleses. Pero sólo dos minutos después Manzukic empataba y, un rato después, Müller y Robben sentenciaban dejando en nada la posible sorpresa.

El último encuentro fue entre el Atlético de Madrid y el todopoderoso Barcelona. El empate a 1 en la ida hacía presagiar un partido duro y competido. Los madrileños jugaban sin su estrella goleadora, Diego Costa, lo que les complicaba aún más. El partido fue duro y poco atractivo pero muy competido. Un solitario gol de Koke a los 5 minutos de iniciado el partido, daba la victoria al actual líder de la liga española y dejaba fuera al Barcelona, uno de los favoritos, y de los equipos más grandes del mundo.

El sorteo de mañana estará cargado de morbo: Guardiola podría enfrentarse a Mourinho y son conocidas sus diferencias. También el Chelsea de Mou podría jugar contra su ex equipo el Real Madrid. O un duelo entre los dos equipos de la capital de España. Sea cuál sea, estaremos atentos.